Música para bodas

Música para bodas
5 (100%) 1 voto

Música para bodas civiles y religiosas

La música para bodas es una asignatura obligatoria en este tipo de celebraciones. Estas se muestran en instantes clave, como el primer baile de la pareja, o durante la velada, en algún momento que implique un algo grado de romanticismo.




No obstante, en la lista de reproducción de música para bodas que hemos preparado no incluimos las 10 o 20 canciones que acostumbran completar las bodas desde hace varios años (no va a existir ni de Whitney Houston ni de Luis Miguel), sino aquellas que, siendo de ayer y de hoy, nos recuerdan que la expresión del amor en la música es muy personal (y, por consiguiente, cada artista o grupo de música podrá servir a una u otra persona). Las grandes letras y melodías nos ayudan a magnificar ese momento tan especial que estamos viviendo, por lo tanto, no toda la música sirve para estos menesteres. En ocasiones algunas canciones no son alentadoras, pero se usan para adornar algún ámbito romántico, la música para bodas ha de contener todos los matices del amor.



Música para bodas civiles

En una boda civil la música tiende a ser más actualizada e informal ya que se festeja en un ayuntamiento o finca privada y el protocolo no es tan riguroso como en una ceremonia religiosa.

Los instantes más relevantes a la hora de elegir dónde utilizar la música la boda son:

-La entrada de la novia: este es un instante muy apasionante tanto para la pareja como para todos los invitados que quieren ver a la novia con su traje, puesto que tiende a ser un misterio. Aquí se sugiere una música que emocione y que no sea muy rítmica.

-Otro instante particular es la salida de los novios del salón. Aquí sí se puede recurrir a música más alegre, el instante lo necesita.

-A lo largo de las lecturas de los amigos o familiares o en el rito del matrimonio, puede escucharse música, aunque en estos instantes debe sonar de fondo, sin que genere ningún tipo de distracción.

Música para bodas religiosas

En cambio, para una ceremonia religiosa sugerimos música para bodas tradicional, siendo numerosos los instantes en los que se requiere: Entrada de la novia, entrada del novio, festividad del rito matrimonial, instante de la Paz, Comunión, firma del acta, salida de los novios.

Si hablamos de la música en el banquete, la música puede ser de todo tipo, ya que la fiesta empezó y eso implica más diversidad musical. En el aperitivo se puede recurrir a música en directo; un grupo de piano y cuerda, jazz…. son numerosas las opciones a tener en cuenta. Desde la entrada de los novios al salón del banquete, son además numerosos los instantes en los que se va a necesitar música. En nuestra entrada de los novios, el corte de tarta, la publicación del ramo, el primer baile de los novios y, como no, para el baile a lo largo de la noche. Normalmente en los sitios de celebraciones tienen sus propios grupos de música directamente o disco móvil, que les van a poner a tu servicio. Se puede llevar a cabo una selección de canciones y ponerse según estos expertos.

Para el primer baile se está dejando de usar el vals como parte primordial, y se están comenzando a usar canciones preparadas para una coreografía de los novios o alguna parte romántica que no sea tan popular como el vals.

Música clásica para bodas

Sí, puede parecer evidente pero muchas parejas pasan por alto el tema de elaborar la música para su boda. Hay cientos de configuraciones y a veces se contrata músicos para que amenicen las distintas fases de la festividad.

Lo primero que viene a la cabeza en las parejas, es ese tipo de música de películas donde el personaje principal primordial protagoniza una historia de amor y esa melodía se queda en tu cerebro para toda la vida.

Pero como una boda tiene muchas fases y diferentes niveles, hay que elegir diferentes temas para cada instante primordial.

Por eso, para tener un día lo verdaderamente emotivo lo mejor es planificar todas las canciones que sonarán a lo largo de la ceremonia, aperitivo, banquete y por supuesto, la posterior fiesta. Todo depende del gusto y estilo musical que tenga la pareja. Aquí te proponemos una lista de reproducción de las canciones esenciales que nunca deberían faltar en una boda.

Comúnmente, la diversidad musical es algo habitual en las bodas. Hay música para boda especialmente diseñada, más íntima a lo largo de el baile de los novios, algo más espiritual y emotiva a lo largo de la ceremonia, y música disco en la fiesta final.

Además, muchos de los sitios de celebración se permite tocar música para bodas en directo, es requisito avisar con tiempo enseñando el tipo de canciones que se van a tocar, a lo largo de cuánto tiempo y si van a venir o no músicos y decirles las canciones que quieren que toquen.

La música pertenece a nuestras vidas desde siempre y en la festividad de una boda, no podía faltar.

Opina

*