Música para hacer deporte

Música para hacer deporte
5 (100%) 1 voto

Música para hacer deporte en casa

La idea de escuchar música para hacer deporte cuando vas al gimnasio o cuando corres no es precisamente un nueva. Pero el entender cómo tus canciones preferidas mejoran tu ejercicio es un poco menos evidente.




Seguramente alguna que otra vez mientras practicas deporte, tanto en el gimnasio como al aire libre, usas tu móvil o tu mp3 para motivarte, pero ¿sabías que escuchar música mientras haces ejercicio contribuye a minimizar la sensación de esfuerzo?

Esta sensación es porque la música tiene un efecto disuasorio y, como resultado, provoca que seamos menos conscientes del gasto energético que nos encontramos realizando; consiguiendo un desempeño de hasta en un 15% mayor. Además, el ritmo de la música influye en la actividad cerebral, pudiendo agilizar así todos nuestros movimientos que estemos llevando a cabo.



La música para hacer deporte es un elemento primordial que participa activamente en nuestro estado de ánimo, y además es una muy buena forma de calmar nuestras emociones mientras nos evadimos de las intranquilidades que pueden provocar nuestro entorno.

Por consiguiente, cuando no te sientas con fuerzas para salir a correr o encerrarte en la clase de spinning, ponte tus auriculares y escucha canciones más rítmicas y animadas, ya vas a ver cómo las ganas de superación se muestran enseguida.

Finalmente, para hallar más aguante, recuerda que es primordial llevar a cabo una selección correcta de la música. Estudiosos afirman que géneros como el Pop o el Rock incrementan la resistencia en el entrenamiento del cuerpo.

Diferentes investigaciones científicas han revelado que escuchar música para hacer deporte evade a los deportistas de su conciencia corporal.

Música motivante para hacer deporte

Llevando a cabo un ejercicio físico con música se logra que los competidores sean mucho menos conscientes de su esfuerzo. Tal distracción puede beneficiar el desempeño deportivo notablemente.

El ritmo de tu música de entrenamiento impulsa la actividad cerebral para que te muevas, sirviendo de gran ayuda de ese modo a hacer un propio ritmo de ejercicios al correr o alzar pesas. Estos ritmos nos ayudan a utilizar nuestra energía de forma más eficaz, dado que sostener un ritmo recurrente contribuye a nuestro cuerpo a estar activo durante una sesión de ejercicios físicos.

Según un estudio científico, se descubrió que la gente comúnmente escucha música como una forma de cambiar su estado anímico y hallar la autoconciencia. Los sujetos participantes del estudio dijeron que escuchar música les permitió reflexionar sobre sí mismos, qué deseaban ser y ofrecerle un escape de la realidad. Da igual lo que pasó hace una hora, puedes usar tu música para guiarte a huir de la negatividad por medio de tu entrenamiento.

Música para hacer deporte en casa

Todos tenemos una canción que nos transporta a reflexionar, y no se sabe por qué ocurre esto. Asociamos algunas canciones con recuerdos, comúnmente en relación con el contexto en el que lo oímos inicialmente. Canalizar la emoción del cantante puede incrementar el poder motivacional de la canción, y está demostrado que eso repercute en la optimización del desempeño físico.

Se pudo comprobar que cuando la música para hacer deporte tiene tonos altos, el cerebro se emociona e induce el movimiento en el oyente. Fundamentalmente, las listas de reproducción que hemos preparado tienen la virtud de lograr que te muevas, da igual lo duro que sea ese entrenamiento.

Osea, los patrones y la dificultad de las notas y del compás influye en la sincronización de los pasos al caminar o correr y altera nuestros niveles de energía de nuestros propios movimientos.

El ritmo y tono en las canciones más sencillas y predecibles animan los movimientos, osea, llenan de más energía al cuerpo, que aquellas con son más complicadas y expresivas.

Opina

*