Música para leer

Música para leer
3.5 (70%) 2 votos

Música para leer y concentrarse

La música es un componente esencial para que una una persona se relaje y prepare su cerebro para la concentración y la lectura, pero no toda la música es apta para ello, por eso a continuación te proponemos la mejor música para leer.




Música para leer libros

La música para leer libros es de gran ayuda para esas personas que tienen especial problema a la hora de concentrarse y relajarse. Además de para situar al cerebro en un estado de focalización, contribuye a no distraerse actuando como una fuente de sonido que neutraliza los ruidos exteriores que nos aíslan del mundo exterior.



La música tiene la virtud de cambiar nuestro estado de ánimo, de manera que, si no nos encontramos en condiciones de leer y concentrarnos, la música puede ser una solución para ponernos en situación, pero hay que tener cuidado, puesto que un ritmo o melodía inapropiado puede dar lugar a un efecto justo opuesto. Elegir la música correcta es un factor muy importante a tener en cuenta. La música para leer libros debe tener una serie de cualidades especiales.

Elementos a tener en cuenta

La música para leer ha de ser relajante. Cuando nos encontramos leyendo, la hiperactividad es lo último que queremos, no debemos tener mucha actividad cerebral, dado que eso nos llevará a estar incómodos y que nuestra mente se distraiga con otras cosas. Deseamos paz y poder leer en tranquilidad, con lo que es un factor muy importante que la música sea relajante.

Otro elemento muy a tener en cuenta es que la música para leer ha de ayudar a la concentración. Esto es subjetivamente simple si se consiguió una música relajante, porque las dos cosas van de la mano. No obstante, es sustancial fijarse en el el ritmo. Un ritmo permanente y pausado, que no sea demasiado lento ni rápido va a ayudar a que nos concentremos. Estilos o canciones con un ritmo rápido pueden producir justo el efecto opuesto al que buscamos. Nuestra mente ha de seguir estando activa para que no nos cansemos de leer. Hay que estar relajado pero atento.

Es muy aconsejable que la letra de nuestras canciones sea instrumental. Si escuchamos una canción con letra, especialmente si la conocemos, inconscientemente trataremos de cantarla o tararearla y eso nos distraerá de nuestra lectura. Por esto, lo más importante es que la música que escuches sea cien por cien instrumental.

Procura no distraer tu mente. Hay personas que tienen más facilidad que otras para distraerse, esto es un hecho. La música ha de contribuir a que tu mente no se distraiga, independientemente de si tienes facilidad para ello o no. Hallar ese tipo de música que te mantiene focalizado en la lectura es un paso esencial. Tras una distracción, recobrar la concentración es una tarea que lleva su tiempo, no es en el acto.

Ambientarse en la temática de tu libro también es de suma importancia. Si por ejemplo, estás leyendo una novela medieval, puede que la música celta, o mejor, música francesa de la edad media te ayude a ambientarte. Esto creará una atmósfera muchísimo más propicia para la lectura y la contextualización de tu libro.

Estilos de música para leer

A continuación te enumeramos los distintos estilos de música mejores para la lectura:

Música clásica: La música tradicional es, sin lugar a dudas, una buena elección. Muchas proyectos tienes las propiedades correctas, son instrumentales, y puedes lograr altas cotas de tranquilidad y concentración. No obstante, hay que seleccionar bien.

Música celta: Este es uno de los mejores géneros para leer. La mayoría es instrumental, y tiene la propiedad de concentrarte y tranquilizarte que antes comentábamos. Algunos sonidos más contemporáneos, con raíces celtas y gregorianas también ayudan, como puede ser la música de Enya.

Guitarra: La guitarra, primordialmente la española, es uno de esos instrumentos que tienen la posibilidad de contribuir a que estés relajado y a la vez concentrado.

Música étnica: Aquí vamos a hallar bastantes sonidos que entrarán dentro de la New Age y que son melodías también ideales para nuestro propósito. Un excelente ejemplo sería esta lista de reproducción.

Piano: El piano, es el enorme instrumento armonizador. Dada esta propiedad es un instrumento increíble para hacer música ambiental. Un enorme compositor e interprete nos puede llevar a crear un ambiente muy propicio para la lectura.

Violín: Dentro de la música tradicional puedes hallar enormes ejemplos de música donde el violín juega un papel primordial. Mozart, entre otros compositores pueden ser un ejemplo de música que puedes escuchar mientras lees.

Como ves, música para leer hay mucha, en este momento te toca a ti hallar aquella que mejor se ajuste a tus deseos. Esperamos que nuestras listas de música te ayuden a hallar ese entorno que te permita leer concentrado.

Deja tu opinión

*